21 de abril de 2010

Oda al ferretero

El ferretero es el gran traductor del pueblo.

-"Hola ¿me das el chirimbolito que va arriba del pituto que calza con el pendorcho del flotador del inodoro?"-.
-"Sí tome señora ¿lo quiere en grande o en chico?"-

Encima con todos los gabinetes, cajones, estantes, cajitas que tienen y el tipo sin dudar se acerca al que tiene lo que la señora pide y.... tarán.

Me produce la misma fascinacion que el heladero. Cuando el tipo agarra y se sabe perfectamente de memoria donde está cada gusto.

4 comentarios:

Cami dijo...

Es verdad!como hacen?

Dante dijo...

les heladeros fija que tienen alto machete que nosotros no vemos. fija.

Kiú dijo...

Lo del ferretero es extensible a toda la familia. Ninguno se equivoca.
Inclusive, "Necesito algo que haga que el cosito de arriba quede bien apretado, para que el soportecito del medio no se caiga para un costado, pero sin rallar el pedacito que queda suelto en el borde... del cuadro".
Y siempre tienen un objeto para eso! Hijos de puta...

Lo de los helados, coincido con Dante. A mi no me engañan...

Martín dijo...

lo del ferretero es muuucho más zarpado que el heladero...

yo vi heladeras, abrir y tapar porque se equivocaban, pero un ferretero, JAMAS

y no olvidemos el detalle de que las ferreterias, son, siempre, como condición de ser una ferreteria casi... un ALTO QUILOOMMBO!