12 de mayo de 2010

Inauguramos el no se. (medio camino entre el no da y el desconfio de)

1) Todavía no se si -desconfio de.- o -No da.- la gente que tiene "mejores amigos". Capaz es un mambo mio pero a mi no me jodan que es una expresión re de primaria. Yo no soy Roberto Carlos pero cada vez que escucho a alguién contarme algo del estilo: "mañana me voy a la casa de mi mejor amigo a hacer tal cosa" o "mi mejor amigo me conto que..." yyyyyyyyyyyyyyyyy flaco que querés que te diga. Yo tengo amigos, regulares, buenos, narigones, con una sola ceja, pero de ahi a andar promocionando la idea de UN MEJOR AMIGO. No sé no sé, quizás me estoy yendo al carajo.

2) Que olor tremendo a auto-ayuda que hay ultimamente. Que pasó con eso de la busqueda interior? Por qué ahora las verdades de la vida hay que irlas a buscar a un curso pago como si fuesen los que dictan el curso depositarios de una verdad o camino absolutamente deseable para "estar mejor"? Por qué todo esto me huele tanto al pensamiento religioso trasladado a otros ámbitos? Los hindúes van a cursos dictados por guitarristas/filósofos/religiosos occidentales porque les produce el mismo misticísmo que a nosotros esta parva de ravi shankares que hay pululando por estos pagos? Hay que estar zen para estar metido 10 horas por día en una oficina? o realmente nos tenemos que estar preguntando por qué tengo que estar en una oficina 10 horas por día con el lindo día que hizo hoy? Y ojo que sé que estoy siendo simplista con esta última pregunta, pero el día que no me levante y me pregunte esto estoy jodido, sépanlo.
A mi que los gerentes de oficina y demases parásitos empresariales vayan al curso que dicta el ñato aquel que viene de la india para poder estar zen mientras hechan a 10 empleados me produce el mismo asco que la confesión católica. Y me parece que es el mismo mecanismo de venderle tranquilidad.
Toda esta movida de la cual desfonfio cada vez más me trae mas preguntas que respuestas, por supuesto no soy tan terco como para no aceptar una respuesta sincera al respecto de todo esto, yo también tengo dudas en mi mundo, pero no creo en las respuestas absolutas y tampoco creo como decía Dante en los únicos caminos de la vida, en las verdades absolutas. Y yo también desconfio de la gente que sonrie todo el tiempo, por que me da la sensación que aquél que sonrie todo el tiempo es alguien que no aprende nada de sus angustias, que no las abraza como las tiene que abrazar, cualquier angustia, sea existencial o del tipo laboral, lo que sea.

Si la religión es el opio de los pueblos, esto es el Vicodin de los tiempos que corren. En mi mas humilde opinión.

7 comentarios:

Violet H. dijo...

muy bueno ! yo que vos capitalizo toda esta filosofía tuya noda-desconfíode-nosé y me pongo a dictar cursos de simpleza gruñonil-todosputos.com

bar dijo...

Los mejores amigos desaparecen con los amigos invisibles.

k. dijo...

empezo por un tibio no se hasta que el loco descargo bronca, muy bueno lalo. la categoria no se borrala, no te queda bien

Lalo dijo...

notese que estoy utilizando la palabra humilde.

Lola dijo...

Me hiciste acordar de un libro: "Mas Platón y menos prozac"... no lo leí entero... pero en una parte hablaba de éste tema... Buscamos afuera algo que está adentro.
Y respecto a los amigos yo tengo amiga del alma... pero no la promociono.. solo en el blog.. eso también da a desconfianza?

Martín dijo...

la expresión mejores amigos es muy de la 1ria o me parece a mi? xD

Martín dijo...

sonreir todo el tiempo no implica tener, físicamente, la sonrisa impostada en la cara. es más un estado que uno elige. y tampoco implica darle la espalda al bajón (lease triste, angustiado, frustrado, etc, etc...). el bajón se abraza, se mira, se acepta, es la manera de sonreir siempre.

respecto a lo demás, yo antes tb mezclaba y metía en una misma bolsa todo: auto-ayuda, fe, yoga, religión, espiritualidad, meditación, gurues (fuck off, what are u talking about!?!?). pero bueno, lo copado es poder identificar y romper nuestros prejuicios para poder crecer, aprender y discernir entre una cosa y otra.