27 de mayo de 2010

Farewell my dear.

A continuación una serie de indicadores de que definitivamente abandonaste la tan querida adolescencia por mas que patalees y patalees:

- Algún amigo/amiga se casa o se hace oficialista. Si se casa y encima se hace oficialista no solo que estás viejo sino que tenés mala leche.
- Te llega la sorpresiva noticia de que: a) alguna compañera del secundario se pegó flor de viaje por latinoamerica y volvió embarazada. b) uno de esos semi-amigos del colegio se le desencadenó una esquizofrenia y ahora está internado en Open doors.
- Cambiaste la remera de los ramones para ir al cole a pesar de que sabés que no te la dejan usar y a riesgo de que te pongan una falta, por la camisa para ir al trabajo por que tus jefes piensan que sos mas serio.
- Antes te reventabas mínimo tres veces por semana, ahora los viernes te acostás temprano porque estás cansado.
-Mirás un flogger y pensás que es puto.
-Alguno de tus dos padres sube de escalafón de "es un reverendo pelotudo" a "bueno es mi vieja y lo hace porque me quiere".
-Antes no ibas a votar porque pensabas que estabas haciendo un statement ideologicamente poronga, ahora vas y ni sabés porque vas.

7 comentarios:

Anita Leporina dijo...

6/7.
Bajón.

Lola dijo...

Se haga oficialista, se case y que su pareja te odie. Eso es tener leche agria.

Mr.Hogdkin dijo...

uuuuh que se haga oficialista es no solo mala leche sino contraproducente para el resto de nosotros. otro indicativo seria cuando ya no sabes distinguir entre un emo y un flogger... eeeem yo tengo 24 y no se cual es cual. (cuak)

Martín dijo...

jajaja, como pegó la charla de la vuelta del viaje a Cariló

Anónimo dijo...

mala onda lean... open door ....

juli dijo...

jajajajajaja

a. dijo...

increible