7 de julio de 2011

linda época

resulta que el otro día estuve en uno de estos lugares tan copados y amados por todos que llamamos centros culturales hablando con el flaco a cargo acerca de un proyecto con el que estamos girando junto a mi querido compañero y amigo de todos ustedes, el Dr. Lalo, y otros muchachos, hasta que derrepente

--Pero miren que no se puede bailar acá.
--¿Cómo que no se puede bailar?

resulta que para que en un lugar se pueda bailar tal tiene que tener habilitación de local de baile, que según me informó este chico cuesta 20.000 pesos, sólo se da coima de por medio, y aun así es difícil.

repasemos: supongamos que se está desarrollando un evento en este lugar (que dicho sea de paso tiene en efecto todos sus deberes al día). llega el inspector público. supongamos que hay cien personas, número que no excede la capacidad máxima detallada en los papeles: todo legal.
ahora supongamos que esas mismas cien personas están moviendo el cuerpo al compás de algo. automáticamente esa situación se muda al terreno de la ilegalidad y se dispone la clausura inmediata del lugar.

o sea...
a ver.
¿está claro no? bailar es ilegal. así nomás.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

terrible.imaginate si macri gana de nuevo (me estoy tocando la teta izquierda)... además de que bailar seguiría siendo ilegal macri seguiría tomando decisiones. así nomás.terrible al cuadrado.

dijo...

No hablen ahora de Nueva York
de estar en Roma o Disneyworld.
http://www.youtube.com/watch?v=eWH7AsC4240

Arenita dijo...

Y que pasa si de las 100 personas hay 1 ó 2 que se ponen a bailar?
Ilegal?
O tienen que estar las 100 bailando? O 51?, o cuántas?

chanchius dijo...

Es como la peli footloose

bar dijo...

pero ¿y si dicen que están haciendo streching?
Streching es pro