8 de septiembre de 2010

me molesta

la consigna 'encontrar lo bello en lo feo'. es igual de choto que buscarle el pelo al huevo pero al revés. mejor es aceptar que lo feo es feo y tratar de valorarlo positivamente pero en su totalidad fea, eso sí sería una experiencia novedosa. ese es el gran adelanto del rock and roll.

15 comentarios:

Sonico dijo...

quizas no es cuestion de encontrar, uno a veces ve lindas las cosas feas. yo por ej: mi perro pekines, de tan feo es lindo, y no es porque lo haya buscado, se dió así. Lo que no entendí del todo es la comparación "es igual de choto que buscarle el pelo al huevo pero al revés"...es demasiado profunda la frase como para entenderla.

Dante dijo...

no te preocupes, estás totalmente de acuerdo conmigo

sofía dijo...

Puede ser, puede ser. Pero qué será de aquellos que son feos, o no tan lindos? "Yyy, es copada...". MMMM

juli dijo...

te referís a buscando lo bonito del sorete?

Catalina dijo...

Mejor es asumir que es feo, dejarlo de lado y buscar lo lindo.

anita dijo...

mejor es que te guste lo feo

Dante dijo...

claro eso digo

Anónimo dijo...

depende que definicion de bello tengas

si vos definis belleza como lo lindo, lo armonico, lo equilibrado, etc. el problema es mas tuyo que de la palabra belleza.

creo que asi lo reducis solamente a algo linguistico y el rocanrol es un tema de actitu, no de definiciones...

dont fuck with pupo
b.

Dante dijo...

si pensara que la belleza es sólo lo armónico y lo equilibrado no habría citado al rocanrol, capo

Anónimo dijo...

pero aca te contradecis, porque decis que entonces para vos la belleza tambien incluye al rocanrol.

entonces estas buscando lo bello en lo feo.

vuelvo a mi principal argumento, depende de que tengas como definicion de bello,en que derive esta discusion, me parece que es una cosa muy linguistica que no lleva para ningun lugar, capo ;)

b.

Dante dijo...

estás demasiado a la defensiva y no tenés muchas ganas de entender, pero te lo voy a explicar igual.

primero, ya que es tan importante para vos, te defino lo bello: aquello capaz de proporcionar a algún sujeto un placer estético.
como verás, nada del otro mundo...

lo que trataba de decir en el post es que, en mi opinión, humilde, pero consistente, no es tan copada la idea de urgar entre aquello que pensamos feo hasta detectar al fin algún elemento susceptible de ser llamado bello que nos permita su reivindicación. mejor, tomar en su totalidad intrínseca aquello que encontramos feo y aprender a gozar estéticamente de su fealdad, sin necesidad de interpelarlo, ni de desmenuzarlo, ni de interrogarlo.

la apelación al rockandroll se refería por ejemplo a la reivindicación del ruido. no se pretende redifinir al ruido, ni diseccionarlo hasta encontrarle un rasgo de belleza, sino algo mucho más sencillo y elemental que es la idea de que el ruido tal y como lo conocemos puede ser bello.
esa es mi lectura de duchamp también: no se trata de examinar al mingitorio exhaustivamente ni de dar cientos de vueltas a su alrededor hasta encontrarle un rasgo de belleza, sino de pensar que puede ser bello tal cual ha sido siempre.
obviamente este tipo de desplazamientos tiene su eco en la cuestión linguística y consiste en que cuando logramos sacar a los conceptos de bello y feo de ese lugar necio de oposición y negación mutua, la vida es más interesante, y más feliz.



------------
de aquí se desprende también una teoría del gusto entendido como una capacidad adquirible. o sea: uno, que a alguien no le guste alguna cosa sólo significa que no tiene la capacidad de disfrutarla; y dos, esa capacidad puede ser adiquirida y/o desarrollada.
por ejemplo, a mí no me gustan las berenjenas, no las paso, me dan repulsión, pero no porque ellas sean feas en el sentido de que contengan la esencia de la fealdad o de lo indeseable. las berenjenas no son ni lindas ni feas, las berenjenas SON, y soy yo el que aprende a disfrutarlas o no.

Anónimo dijo...

paz loco, lo mio iba todo en ritmo de la broma

pescaste cualqa danga

bellos cariños

b.

Dante dijo...

...

anita dijo...

dante se calzo los anteojos y se puso al hombro toda la ñoñes de puán.

me hiciste releer las oraciones...

¡vivan las berenjenas!

juli dijo...

touché